Antes de empezar una clase virtual: 5 claves

Antes de empezar una clase virtual, es bueno tomar en cuenta, ejecutar un «checklist» de acciones con tus alumnos, sea la edad que tengan y sin importar qué rama del arte les vas a enseñar. 

Esto forma parte de las mejores prácticas realizadas por profesores en el mundo entero.

Y ayuda a que la clase se desarrolle con mucho éxito en el mundo virtual.



1. Consejos para el profesor antes de empezar una clase virtual en vivo

  • Elegir el rincón de su casa que menos afectación de ruido y distracciones pueda tener, es el primer paso.
  • Iluminar adecuadamente el lugar, haciendo pruebas de imagen con la aplicación que deseas utilizar.
  • Si se trata de grabar videos de tu persona o de emitir en línea, debes calentar las cuerdas vocales, para poder emitir un buen sonido.
  • Tener a la mano todo tipo de ayudas visuales «físicas» es importante mostrar en tu video, de modo que la «realidad» esté siempre presente.
  • Mostrar un ambiente simple sin elementos que distraigan durante la clase, ayuda a que todos se concentren.
  • Si estás usando una plataforma específica que emite vídeo streaming, recuerda probar todos tus recursos de hardware antes de empezar. 
  • Si necesitas mostrar documentos desde tu computador, prueba con anticipación las herramientas para mostrar «videopantallazos».

2. Consejos para los alumnos antes de empezar la clase en línea

  • Revisar los materiales que se hayan enviado por correo u otros medios, con anticipación para poder entender mejor la clase.
  • Los profesores deben tomarse unos minutos – al empezar- para indicar a los alumnos diferentes consejos a modo de «normas de buena conducta» para que una clase digital en vivo se desarrolle con éxito.
  • Si existe la posibilidad de colocar un vídeo de indicaciones que sea motivador (algo así como lo que veíamos al ir al cine), ayudará mucho para cumplir el paso anterior en la zona o sala de espera.
  • De igual modo que los profesores, eliminar al máximo las distracciones: presencia de padres, celulares, otros dispositivos encendidos, música ambiental, ventanas abiertas con ruido externo, elementos detrás de la computadora, interrupciones de la abuela 😉 entre otros. 
  •  

3. Mitos, prejuicios y mejores prácticas de cara a una clase digital

  • No es bueno confiarse en que se aprende igual visitando la clase que queda en línea después del momento exacto durante el cual se emitió.
  • Vivir la experiencia grupal en línea, crea mejores enlaces entre la información, la memoria y el aprendizaje.
  • Utilizar las herramientas de la aplicación que permiten manifestarse o hablar es un asunto de fluidez y conducción, no un tema de obligatoriedad.
  • Como en el mundo real, las clases virtuales se manejan mejor si existe una estructura por seguir.
  • Por ejemplo es más fluido, cuando el moderador o el profesor permite hablar y todos tenemos los micros prendidos y autorizados, que cuando el moderador tiene que prender únicamente el micro de quien desea escuchar.
  • No es mala idea tomar en cuenta que algunos alumnos no tendrán cámara o micrófono, es necesario implementar interacción con fotografías adecuadas que los representen (Avatares) y que todos acostumbren Chatear.



4. Motivación e investigación no se pierden, al contrario

  • Como profesores el mundo digital no cambia nuestro enfoque de investigadores 
  • Siempre podremos «jugar» con los temas, materiales, formas de exposición, elementos físicos y por supuesto elementos digitales para lograr la mejor experiencia.
  • El profesor más exitoso es el que combina todo tipo de aspectos en clase y los puede emitir en línea.
  • Por ello, investigar qué se hace en el mundo o qué herramientas son mejores para emocionar y conectar, es vital.

 

5. Estrategias complementarias antes de empezar una clase virtual

Ya sabemos que, antes de empezar una clase virtual, necesitamos prepararnos y preparar a nuestros alumnos.

  • Una buena idea es tener el Brochure o Explicación de los objetivos y métodos, contenidos y herramientas a utilizar, publicadas y enviadas o difundidas con la suficiente anticipación.
  • Podemos deducir que, es importante que los alumnos puedan tener claros los requisitos mínimos de hardware también, por ello, debemos señalarlos.
  • Y si la clase va a durar varias sesiones, es importante incluir unos primeros minutos para enseñar a utilizar los sistemas o quizá una primera sesión de integración con la tecnología y con los alumnos asistentes.

La tecnología orientada a la enseñanza virtual o e-learning es muy interesante y fácil de utilizar pero, debemos tener en cuenta que todos requerimos tiempo para prepararnos y asimilarla, es por ello que las estrategias no deben dejar de proponer etapas inclusivas.

 

Esperamos que este artículo haya sido de tu total agrado y utilidad. 

¡Éxitos!

 

Weblioteca Artes Unidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *