¿Qué hacer para resolver el pánico escénico?

No sólo a quienes nos enfrentamos al público deseoso de vernos actuar nos ocurre. Los nervios están allí para decirte que estás vivo o viva.

A muchas personas le ocurre tener pavor a imaginarse anulados en un escenario a punto de dar una charla o expresar un tipo de comunicación con el público.

El pánico escénico puede aparecer hasta en los profesionales por razones o detalles íntimos, por presiones pasajeras o complejas, no podemos advertirlo. Pero lo que sí podemos hacer, es empezar a combatirlo, aprendiendo a convivir con estos sentimientos frustrantes.



Sentirse abrumado

Es normal sentirse nervioso, atontado, tenso o "en blanco" cuando llegado el momento, la gente espera en sus asientos y debes hablarles, preguntarles algo, exponer un tema o mejor aún: actuar.

En mi opinión, el tema pasa por diseñar una estrategia que tiene tres momentos:

  • Conocerte en dichos estados
  • Resolverlos con anticipación
  • Dominarlos durante su aparición

Antes de renunciar a tus posibilidades de éxito, como desarrollar una nueva capacidad, vender o obtener buenos ingresos en las producciones teatrales, televisivas o cinematográficas, conocerse es vital.

Al conocerse e identificar qué nos ocurre, podemos encontrar soluciones prácticas de fácil aplicación:

  • !Me da nervios olvidarme el guión! Respuesta: Entonces refuerza ese aprendizaje e insiste en adquirirlo bajo alguna técnica útil y efectiva, con la suficiente anticipación.
  • A mí me da por sudar en el escenario: Refréscate antes de empezar la función, has ejercicio por la mañana o el día anterior, descarga toda la energía para que llegues con la mayor tranquilidad del mundo.

Anticiparse es bueno sobre todo por que la mayoría asume el aprendizaje y la práctica como algo poco amigable o útil, y sin embargo, hasta en las tareas reflexivas por anticipado, el aprendizaje garantiza el poder dialogar con tranquilidad, exponer con soltura y saberse conocedor de lo que vas a decir.

Aprender a dominar estos momentos complicados durante su aparición nos ayudará con el tiempo a elevar nuestros niveles de autocontrol.

Por ejemplo: He visto que antes de lanzar un tiro libre, un famoso jugador de fútbol, inhala y exhala tres veces con fuerza, y me parece que lo hace para eliminar tensiones musculares y mentales que le impidan estar concentrado.

Concentración y aprendizaje

La concentración ayuda muchísimo al momento de presentarse frente al público y eliminar el pánico escénico, ya que nos permite conectarnos con aquello que sabemos o hemos aprendido en la práctica previa.

Asumir una presentación - de cualquier tipo- sin un estudio previo, es sin duda un harakiri e incrementará las probabilidades de hacerlo mal.

Quien no tiene el concepto, la idea, el conocimiento o su memoria no recuerda pues no la trabajó, obviamente se verá en mayores tensiones al momento de ejercitar una presentación o mostrar lo que sabe frente a un público.

El "truco de la concentración" permite obviar al público por momentos, estar dentro del perfil que necesitas mostrar, o aquello que los actores llamamos "estar en personaje".

La concentración que conecta con el aprendizaje, eleva tus niveles de tranquilidad, reduciendo la ansiedad.

 

Consejos finales

Ahora que ya sabes cómo resolver el pánico escénico enumeramos a modo de resumen los principales consejos:

  1. Estudia previamente y valida tus conocimientos y capacidades.
  2. Ensaya o entrena la presentación (solo, acompañado o en grupo).
  3. Elimina tus factores de estrés combatiéndolos antes y durante las presentaciones.
  4. Utilizar la respiración es una buena técnica para reducir los nervios y enfocarse.
  5. Adquiere confianza progresiva cumpliendo los pasos anteriores para llegar a dominarte en lo absoluto.
  6. No dejes de lado el objetivo de la concentración.

¡Todos los éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *