¿Qué identifica a la mejor puesta en escena?

Tras meses de ensayos y preparaciones,  el concepto de «mejor puesta en escena», puede comenzar a generar apreciaciones divergentes, entre los involucrados en un proyecto teatral. 

Ningún equipo emprende a nivel artístico sobre las tablas, a pesar de todo el pan rebanado, para no apostar por el éxito, sin embargo, la visión de convertirse en la mejor puesta en escena, es probablemente, el deseo más efímero que podamos alcanzar. 



¿Qué identifica a la mejor puesta en escena?

Cada vez que visitamos el teatro, la mejor forma de salir de una obra es evitar compararla con otra y ese sentimiento, es muy real.

No creemos que exista tal cosa como pretender evaluar qué obra tiene o no la mejor puesta en escena.

Pero si podemos decir si su desarrollo es coherente por ejemplo, si el guión – responsabilidad de los actores- fue creíble, sumó, empatizó o si se nota «la mano de su Director», dado que siempre que un Director toma un texto teatral, entre las manos, sin duda apuesta todo su talento en desarrollar la mejor puesta en escena. 

Pero también están los productores, el público y la crítica para evaluar una obra por dentro (desde que se va construyendo en múltiples aspectos) hasta que por fin la vemos en el teatro.

El tiempo de duración de una obra de teatro

He asistido a obras de 15, 30, 45, 90, 120 y a una de casi 180 minutos. Y no logro ponerme yo, de acuerdo, en si es el tiempo un criterio para decir que una obra se plantó bien en el escenario. ¿Por qué? Por que el tiempo puede prescindirse, según cómo aprecies el «contenido», a menos que un malestar de cadera, te anule la percepción y el deleite.

Así que el tiempo se notará, si el desarrollo es pésimo, incompleto, erróneo, confuso, etc. De ahí que, aburridos todos, el tiempo nos pase más lento, pese gravemente y se torne más incómodo.



La escenografía en su conjunto y el vestuario

Estoy escribiendo este artículo reflexivo luego de haber recibido un concepto de impacto que llamó mi atención, desde el diálogo con el gran maestro Percy Chumbe, él me dijo algo interesante: «Nos adecuamos a cualquier escenografía… y podemos trabajar en cámara negra, también». 

En ese momento, me pasaron por la mente, – y entendí sobre ello- obras de teatro con escenografía de lujo, otras con cubos negros de diferentes tamaños,  algunas con muchísimo trabajo de utileros, (a costa de causar distracciones)  y otras, como la reciente «Guayaquil, una historia de Amor«, donde una escenografía fija, transgrede los tiempos y lugares, para referirnos, desde la actuación y el cuerpo de los actores, el tiempo vigente y el espacio de cada fragmento, sin mayor distracción y con firmeza creíble.

De modo que la escenografía, también es prescindible para determinar si vemos la mejor puesta en escena, dado que podemos tenerla o no, aunque la idea es que juegue el juego de la teatralidad para ser útil, o terminará sobrando o faltando. 

Sobre el vestuario, diré que llegué a pensar que los cambios y recambios eran parte de una buena práctica, pero las últimas obras que hemos visto, nos ayudaron a entender que el vestuario se oculta, tras un buen desempeño. Sobre eso -de forma implícita- hablaré a continuación cuando hable del personaje.

“La primera escena”, de Ximena Arroyo obra del 1er Festival de Teatro Independiente DesAmores
“La primera escena”, de Ximena Arroyo obra del 1er Festival de Teatro Independiente DesAmores

El desempeño del elenco, el trabajo del Director y del Dramaturgo

Se que de pronto estoy añadiendo 3 variables a una sola intención de evaluación, sin embargo, un personaje es la suma de aquellas, en otra cuarta no enumerada: el actor o la actriz.

He llegado a entender que la actuación y la actriz, viviendo el personaje es una dualidad que podemos llegar a percibir con emoción, como cuando se rompe la cuarta pared, para deleite de quienes gustan de esos momentos. 

El personaje en desarrollo, el más exitoso, y me atrevo a decir, el punto de conexión entre espectadores y actores, es el que fluye realista, dentro del contexto, lenguaje y estilo de la obra. Ese desempeño, por ejemplo de un mismo actor en 3 obras (algo de lo cual he sido testigo), claro que impacta, cuando hay experiencia.

De otro modo, ver al mismo actor, con la misma «cadencia y ritmo» y ataviado con diferentes personajes, si que es aburrido y decepcionante. 

Aquí es donde, volviendo al punto de no comparar obras entre sí, es sin embargo la variable de conjunción (un nombre al que he llegado por puro atrevimiento), un factor clave para determinar si al final, podemos decir, «esta obra tuvo una muy buena puesta en escena».

Así que además de conjunción, el actor y su desempeño, permiten dar color, luz y brillo, a todo lo demás y a todo lo anterior.

Las personas detrás de la puesta en escena

Siempre olvidamos en muchas manifestaciones relacionadas con la imagen, y en este caso la que percibimos con los ojos y la mente, a quienes en el teatro, toman las decisiones y ejecutan las acciones que importan para poder disfrutar de los resultados.

Algunos Directores, como por ejemplo Gianfranco Mejía y Renato Argüelles, son a quienes he visto incorporar al equipo «técnico» de cara al público para agradecer y reconocer su presencia, en un mayor número de ocasiones que en otros casos. Y gracias a ello, he podido entender el impacto de quienes nos reciben, de quienes mueven la escena en el tiempo de transición, y de aquellas luces y sonidos que no se ejecutan solos.

Todo lo que este valioso grupo humano hace, es importante por la «atmósfera» de realidad que sus efectos, causan en la bella mentira teatral que cada espectador disfruta a su manera. Dije mentira, porque el teatro es una fábula en vivo que queremos creer para disfrutarla.

Y este es el segundo factor que a mi si mi llama mucho la atención cuando detecto la calidad de una puesta en escena.

Conclusiones y pedidos parroquiales

Más allá de ser la mejor, lo individual, delicioso, el «jugo» de una obra de teatro está en los actores y en la atmósfera creada para ellos, de modo que los demás elementos, encajen y logren la emocionalidad que se necesita en el teatro. 

Puedes estar de acuerdo o no conmigo, pero de algo necesito que te cuelgues como aprendizaje de este aporte reflexivo sobre las mejores muestras de teatro: no compares las obras, disfrútalas y podrás sentir si lo que aquí señalamos, es «nuestra verdad» o coincide contigo.

Vamos al teatro, vayamos a vivir. 

¿Qué identifica a la mejor puesta en escena? 
Escrito por: 
Sergio González Marín. 
Director y Cronista de Artes Unidas
04.06.2022

 

Contenidos recomendados en ArtesUnidas.com

artesunidas

ArtesUnidas.com desde el 2008 apuesta por la difusión del arte y la cultura. Actualmente dispone de este sitio web, del grupo de Facebook "Obras de teatro en el Perú" y de la Fanpage @ArtesUnidas. Artes Unidas es un espacio comunitario que busca acercarse a todos y quienes participan de la cultura en habla hispana en cualquier parte del mundo. Aquí encontrarás además, servicios y montajes de actores que han participado de la dramaturgia de su director, Sergio González Marín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.